"EN MI MOLESTA OPINION"

OPINION Y CULTURA, HISTORIA, TRADICION, ALGO DE POLITICA... PARRAFADAS...







viernes, 7 de septiembre de 2012

Iker Casillas vuelve a Pontevedra, gracias y sobre todo perdona campeón.

Tampoco me voy a poner aquí a precisar mucho en fechas, lo cierto es que Iker Casillas ya jugó en Pasarón hace unos cuantos años, él tendría 16 o 17…echar vosotros la cuenta.

El Pontevedra C.F. se enfrentaba al Real Madrid C, creo que pocas temporadas jugamos con el “C”. Da igual no quiero hablar de eso, es un trauma que me persigue, cuesta asimilar que el equipo de tus amores se enfrente a un segundo filial. ¿Cómo explica un padre a sus hijos que jugamos con el real Madrid C? En mi caso no se creen eso de…estamos cogiendo impulso para tomar Europa…

El asunto es que jugamos con el Real Madrid C y aquel equipo de adolescentes alineaba a un portero con carita de niño bueno, lo de menos es el resultado (ni me acuerdo). Al poco tiempo todos conocimos la noticia de que un joven portero de la cantera madrileña era convocado a un partido de la Champion, para hacer de suplente del primer equipo. Los directivos llamaron al director del colegio para que le comunicase a aquel menor de edad, con carita de niño bueno, que se iba a Noruega convocado. Al año siguiente debutó con el primer equipo en San Mamés. Fernando Hierro, la locomotora humana, era el capitán madridista y se transformó en un tierno protector, realizó todos los saques de puerta para que el muchacho tuviera menos responsabilidad.


Ese adolescente de la carita de niño bueno, se convirtió en el portero más joven en ganar una Champion, el primero en ser declarado cuatro años el mejor portero del mundo, dos eurocopas, mundial etc, etc.

Iker Casillas vuelve hoy a Pasarón con nuestra selección, la campeona del mundo. Es muy posible que ese mozalbete de la carita de niño bueno no se haya olvidado de aquel día. Aquel día, aquel asqueroso día, en la grada de Norte de nuestro viejo estadio, dos papaconas de esos que se dicen aficionados insultaron y escupieron al portero. La saliva le caía por la cara, por esa carita de niño bueno. Aquellos papaconas, que no tenían ni media hostia, escupieron a un chiquillo sólo porque era el portero del equipo contrario. Entonces, pocos íbamos al futbol, pero los que estábamos en Norte les dijimos a esos tipos que dejaran de increpar al portero. Esa fue una de las primeras hazañas de Iker, saber aguantar a los túzaros que se iba a encontrar por el mundo adelante.

Hoy Iker vuelve a Pontevedra, seguramente no sabe que uno de esos papaconas que le escupió aquel día, al poco tiempo estaba en la fuente del ayuntamiento con la camiseta del Real Madrid celebrando la copa de Europa que había ganado Iker Casillas, el mejor portero del mundo.

El fútbol está lleno de gente que tiene la misma conciencia que un buzón de correos, Me gusta Iniesta, Xaxi, Iker ¡Tonino!… y aplaudir cuando se tira el balón fuera. Me quito una espinita con estas letras al darle las gracias a Iker Casillas, por no saltar a la grada y forrar a esos papaconas, por tus triunfos y por volver a Pontevedra.

Querido Iker, cuando aprendes el significado de la palabra papacona, empiezas a ver papaconas por todos lados, así que no te mates. Gracias y perdona, carita de niño bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada